Recorrido Turístico.
La visita debe comenzar por:

El Ayuntamiento, del siglo XVI ya avanzado, edificio de cantería y mampostería en el que se destaca su galería de arcos de medio punto sobre columnas, habla del poderío de la institución comunal. Notable fachada con tres niveles de luz de a cuatro vanos en armónico degradado. Desde el ayuntamiento, un agradable paseo por el casco histórico, casas solariegas de grandes dimensiones salpican las callejuelas con sus portones de mampostería, escudos familiares y artísticos enrejados, entre ellas destacan: la casa de los Goyanes y Fuentes (siglo XVI) la casa Lanzuela (siglo XVII). Algunos restos de las murallas, que antaño debieron cercar al pueblo (1333), cerca de la Iglesia los restos del antiguo Castillo, y mas abajo en el río medio el nuevo Lavadero 1960.

La Iglesia de la Inmaculada, se abre en una plaza junto a los restos del castillo. Sus orígenes se remontan hasta el siglo XIV, aunque se reconstruyó entre los siglos XVI y XVII, la fachada principal se abre a un pequeño patio separado de la plaza por una tapia, a través de una puerta de mampostería se accede al mismo y a la puerta del templo, bajo un porche porticado de estilo gótico. En su interior es posible contemplar diversos retablos y tallas de los s. XIV y XVI. La torre destaca sobre el caserío con sus tres cuerpos de piedra y su remate en cúpula datada en 1609, la fachada porticada es gótica con arquivoltas semicirculares, en una esquina de la iglesia existe un escudo de piedra con los emblemas de Cella.
Fué románica primero y luego gótica, reconstruida por la aportación voluntaria de los vecinos de Cella, que vieron colmadas sus casas con la Bula de 1510. 
Tiene meritorias tablas componiendo retablos a San Sebastian (Patrón de Cella) a la Virgen del Rosario y una predela del Ecce Homo, única pieza que resta del viejo retablo gótico.Siguiendo el río y la carretera se aprecian diversas muestras de arquitectura popular como la ermita de Loreto s. XVI es una construcción de mamposteria y cantería, de una nave, cubierta con bóveda de crucería estrellada y atrio con columnas toscanas y zapatas decoradas con eses y una flor, conserva un retablo manierista,  a la derecha del río hacía La Fuente la Casa del Hortelano, edificación del siglo XIX, con galería de arquillos de tradición aragonesa y solanar en su fachada principal, seguimos la carretera y llegamos a la Fuente. Ermita de San Pedro Arbués, con su típico soportal. Situada próxima a la Plaza de Toros.

Ermita de San Sebastián, fue erigida en 1560 y reconstruida parcialmente en 1693 y 1801 el altar Mayor y el cruceiro. Es una obra de mampostería y cantería, con puerta de ingreso en arco de medio punto en cuya clave aparece un escudo y la fecha de 1693. Situada próxima a la Plaza de Toros.

La Fuente de Cella es el pozo artesiano más grande de Europa y el segundo mas grande del mundo, con un caudal de 3.500 litros por segundo.
La Fuente de Cella esta circunvalada por un hermoso pretil de piedra de sillería, con 130 m de perímetro, de forma  elíptica, cuyo eje mayor mide 34,83 metros y el menor 24,23 metros y con una profundidad de 9,5 metros por debajo de la superficie del agua. 
Tiene dos cárcabos  por donde vierte sus abundantes aguas, una pequeña ermita que está dedicada a San Clemente, su patrón.
Descendiendo por el lado del cárcabo mayor arranca una escalera de 18 escalones. 
La fuente adopta forma de embudo. Su fondo  tiene 13,60 metros de largo siendo su ancho bastante irregular.
Antiguamente sobre el año 1974 la Fuente de  Cella tenía un caudal aproximado de 1.674 litros por segundo.
Pero en la actualidad tiene un caudal de 3.500 litros por segundo.
El agua de la Fuente de Cella divide sus aguas en tres acequias principales, llamadas del Caudo, de la Graja y la acequia madre con lo que se riegan las tierras de cultivo de siete pueblos; Cella, Villarquemado, Santa Eulalia, Torremocha del Jiloca, Torrelacarcel,  Alba y Villafranca del Campo.
La superficie total de tierras de los siete municipios que constituyen la comunidad de regantes del río Cella es de 46.832 hectáreas. Destaca la superficie perteneciente a Cella, que supone la cuarta parte del total. 
Esta se distribuye así:
   _Hectáreas:                     12.595
   _Secano:                          7.285
   _Regadío:                         2.500
   _Pastizal y monte:            2.810


La Plaza de Toros, ubicada en las proximidades de la Fuente siguiendo la carretera hacia Monterde de Albarracín, fué construida a "concejada" por los  hijos del pueblo.
Estrenada el 13 de octubre de 1947, con novillos de Araúz de Robles para los hermanos José y Benito Carceller (posteriormente asesores taurinos de la Presidencia en plazas de Aragón y La Rioja), acompañados de Domingo Ruiz “Dominguín” y Joaquín Valentín.
De la afición de éste pueblo por la fiesta nacional, hemos tenido el orgullo de tener un matador de toros hijo de éste pueblo
Bernabé Miedes
.

Dispone de un ruedo de 40 metros, callejón y patio de cuadrillas. Aforo: 2500 espectadores. Categoría: 3ª.
Propietario: Ayuntamiento de Cella.                
El 13 de Octubre de 2007 se cumplió el 60 aniversario. Gracias a todas esas gentes de nuestro pueblo que trabajaron desinteresadamente y con ilusión hoy tenemos una de las mejores plazas de la provincia.


El Canal, así de llanamente le llamamos ó "Túnel de los Moros" en Cella, a dieciocho kilómetros de acueducto romano con una anchura de un metro y altura media de dos excavado la mayor parte en la roca viva.
Esta portentosa realización de ingeniería trasvasaba las aguas del Río Guadalaviar un poco mas abajo de Albarracín en su margen izquierda, pasando por la localidad de Gea de Albarracín, hasta los llanos de Cella que se convertía en subterráneo, alcanzando una profundidad de 30 metros, todavía se pueden ver hoy restos desde la carretera yendo a Albarracín.


El Prado, lugar paisajístico, hasta 1729 fué una zona lacustre de 11 km. de largo por 2,5 km. de ancho llamada Laguna del Cañizar que la acción del hombre desecó para sanear la zona del paludismo y ganar terrenos al cultivo. Situamos en el mismo los merenderos denominados como "El pozo Mosén Diego" y "El Raidal", utilizados como zonas recreativas. Es la parte meridional de la fosa del Jiloca, con fincas de cultivo, carrizos, choperas y pastizales.

La Laguna del Cañizar, A partir del año 2005 se ha vuelto a llenar su fosa con los manantiales de la zona y ahora tiene una importante avifauna acuática que hoy planea por sus alrededores.
Más información en la web
Laguna del Cañizar.