Introducción.
Los niños de ahora no juegan a los "pitones", ni a las "cartetas", ni la "trompa", a "parao-disparao", ni al "rey de su griola", ni al "burro ó emburricada", los han cambiado por los ordenadores, videos y deportes. Yo quiero dejar constancia de algunos juegos de los muchos que en mi infancia nos hacían felices. 

Los Oficios.
OFICIALICOS NUEVOS (ó Los oficios)
La madre y el burro se ponían de acuerdo en un oficio y la herramienta prohibida.
Al saltar se preguntaba: -¿Oficialico nuevo tenemos?
Al siguiente turno se preguntaba nuevamente: -¿Que oficio tiene éste señor?, y el burro repetía el oficio escogido.
A continuación cada saltador decía una herramienta del oficio escogido, quien dijera la herramienta prohibida era el próximo burro.


La Trompa.
Pendiente de describir.

Los Birlos.
(¿Alguien sabe como se jugaba?, volviendo de Cella a Madrid alguna vez e visto desde el coche jugar en Monreal del Campo).

 

Colaboraciones.

Comentando éste tema con Ezequiel el "Romito" y con Álvaro el "Pichilón" en la feria de la Patata del 2004, me decían que hay otros cómo "lanzamiento de Barra Aragonesa"  (deporte aragonés) consiste en lazar una barra de hierro puntiaguda por uno de los extremos. Debe caer de punta y es válida la primera señal. El lanzamiento es nulo si cae, por ejemplo, de lado, y otro que consiste en saltar por encima del garrote de un pastor o un palo con los pies juntos hacia adelante y atrás con las manos cogidas de ambos extremos del palo.