Dichos.  
. Los maños no son como son, sino como se les mete en la cabeza que deben ser.
. Los maños no son tozudos, son las paredes las que no se apartan.
. Los maños no son cortos, son justos.
. Los maños no son lentos, son parsimoniosos.
. Los maños no tienen la cabeza vacía, es que algunos la tienen huesca.
. Los maños no tienen la cabeza dura, la tienen recia.
. Los maños no son tercos, son firmes.
. Los maños no son escandalosos, es que son alegres.
. Los maños, para ser de montaña, son bastante llanos.
. Los maños no refunfuñan, reflexionan en voz alta.
. Los maños no son de frente corta, sino de boina caída.
  No hay mayor orgullo para un maño que convertirse en cabeza de familia.
 

Chistes.
El vendedor de coches le dice a uno de Cella:
- Con este coche sale usted de Teruel a la una de la mañana, y a las dos y media ya está en Barcelona.
- Entonces no me interesa.
- ¿Por qué?
- Porque no tengo nada que hacer en Barcelona a las dos y media de la mañana.

Uno de Cella estaba sentado junto a la carretera y otro que pasa por allí le pregunta:
- ¿Qué haces?
- Voy para Zaragoza.
- ¿Y qué haces sentado, esperas el autobús o qué?
- Y para qué quiero el autobús, si me han dicho que esta carretera me llevaba a Zaragoza.

Uno de Cella llega al pueblo con un Ferrari  y sus amigos le preguntan:
- ¿De dónde has sacado este cochazo?
- Pues... me encontré con una turista en la Fuente, me invitó a subir, me llevo a un rincón por el secano, se quitó toda la ropa y me dijo:
"Toma lo que más te guste". Y yo cogí el coche.

Unde Cella está dando patadas a la puerta de su casa y un vecino le dice:
- ¿Pero por qué no usas la cabeza?
- Porque lo que quiero es abrir la puerta, no romperla.

El día del bautizo, uno de Cella le pregunta al cura:
- Señor cura, ¿usted cree que mi hijo es cabezón?
- ¡Qué dice! En absoluto. Pero vámonos ya a la piscina municipal que se nos pasa la hora de bautizarlo.

Una turista le pregunta a uno de Teruel:
- Oiga, ¿ es cierto que los Amantes de Teruel son de piedra?
- Pero qué dice, mujer, si fueran de piedra no serían amantes.

Una mujer de Cella le dice al marido:
- No le pegues en la cabeza al niño, ¿no ves que se le puede romper algo por dentro y después tendrá piedras en el riñón?

Una maña dice a la otra:
- ¿Pero cómo te vas a casar con tu novio con lo mal que te trata y el daño que te ha hecho?
- Porque es la única manera de hacérselo pagar.

Entre amigos:
- Oye, Mariano, ya hiciste el 69 con tu novia?
- Qué va, por más que lo intento, cuando llegamos al 25 estoy ya que no puedo más.

Uno de Cella que se las da de listo le pregunta a otro:
- ¿Sabes por qué construyeron la basílica del Pilar junto al río Ebro?
- No, ¿por qué?
- Porque a muchos zaragozanos no les cabía la cabeza en la pila del bautismo.

El día de la boda, Marianico, el novio se está poniendo las botas con el banquetazo y sus amigos empiezan a corear:
- ¡Que hable el novio, que hable el novio!
Marianico se levanta y con la boca llena dice:
- Da Marudja data embdazadda...
Su novia le da un fuerte pellizco y le dice:
- ¡Te han dicho que hables, no que confieses!

Un joven le pregunta al cura:
- Mosén, dice mi novia que no es virgen, ¿qué quiere decir eso?
- Nada, sólo que es muy conocida en el pueblo.
- Menos mal, yo creí que tenía problemas con la religión.

Un maño estaba en un bar bebiendo más de la cuenta, y le dice el camarero:
- ¿Sufriendo por la pérdida de una mujer?
- No, sufriendo porque mi mujer es una perdida.


- La señora López ha decidido que le hagan un autorretrato al óleo.
- Le dice al artista: Pínteme con aretes de diamantes, un collar de diamantes, brazaletes de esmeraldas y un pendiente de rubí.
- Pero usted no está usando ninguna de esas cosas.
- Lo sé dice la Señora López. En caso de que muera antes de mi marido estoy segura de que se volvería casar inmediatamente y quiero que su nueva esposa se vuelva loca buscando las joyas.

- Oye ¿Que tal era el abogado que llevó aquel asunto tuyo de la herencia que tenias que recibir?
- Buenísimo. Ahora todo es de él.